A propósito de la actual pandemia

Soy un trabajador de la salud más y a pesar de que en mi blog hay poco material sobre medicina, considero que a la luz de la coyuntura actual, el tema se merece unas líneas.

Algo que he notado con los días que han transcurrido desde el paciente cero aquí en Panamá es respecto a la terminología que parece no estar clara tanto entre los medios como a veces entre el mismo personal y el cambio dinámico que ha tenido la definición de caso dada por la autoridades de salud aquí en Panamá, así que aprovecho para hacer docencia sobre el tema.

Los coronavirus son una familia de virus (Coronaviridae) que incluye 2 subfamilias, Orthocoronaviridae y Levovirinae. Dentro de la subfamilia Orthocoronavirinae, tenemos los géneros Alphacoronavirus, Betacoronavirus, Deltacoronavirus y Gammacoronavirus. Nos interesa en particular el género Betacoronavirus que es donde se encuentra la especie de coronavirus responsable de la pandemia actual.

Los coronavirus reciben su nombre porque en su estructura externa tienen una serie de glicoproteínas en su bicapa lipídica a manera de púas que simulan la corona solar durante un eclipse. La abreviatura del coronavirus es CoV, el coronavirus humano se abrevia com hCoV. En un principio fue llamado «novel coronavirus 2019» cuya abreviatura en inglés sería 2019-nCoV y para nosotros cuya lengua materna es la de Cervantes: Nuevo coronavirus, 2019.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus (ICTV) anunció que el nombre oficial del virus responsable de la pandemia actual es, SARS-CoV-2, por su significado en inglés «Severe acute respiratory syndrome coronavirus 2» ya que previamente en 2003, en China y otros países se tuvo una epidemia de un coronavirus también que causaba un cuadro clínico similar que se llamo SARS.

Por último, la abreviatura COVID se refiere a la enfermedad producida por el coronavirus, «Coronavirus Disease» o en español, enfermedad por coronavirus. La OMS, la ha llamado oficialmente COVID-19.

En Panamá, la guía oficial de todos los aspectos relacionados a la COVID-19 es desarrollado por el Ministerio de Salud (MINSA) en conjunto con las sociedades médicas locales. Así tenemos varias definiciones de caso, que vienen a ser las mismas que las que dicta la WHO/OMS, aunque esta última ha variado en los últimos días, estas son las definiciones actuales al día de hoy 23 de marzo 2020.

Caso sospechoso

  1. Un paciente con enfermedad respiratoria aguda (fiebre y al menos un signo / síntoma de enfermedad respiratoria, por ejemplo, tos, dificultad para respirar), Y un historial de viaje o residencia en un lugar que informa la transmisión comunitaria de la enfermedad COVID-19 durante los 14 días previos al inicio de los síntomas.
    O
  2. Un paciente con alguna enfermedad respiratoria aguda Y que haya estado en contacto con un caso COVID-19 confirmado o probable (ver definición de contacto) en los últimos 14 días antes del inicio de los síntomas;
    O
  3. Un paciente con enfermedad respiratoria aguda grave (fiebre y al menos un signo / síntoma de enfermedad respiratoria, por ejemplo, tos, dificultad para respirar; Y que requiere hospitalización) Y en ausencia de un diagnóstico alternativo que explique completamente la presentación clínica.

Caso probable

  1. Un caso sospechoso para quien las pruebas para el virus COVID-19 no son concluyentes.
    • No es concluyente el resultado de la prueba informada por el laboratorio.
      O
  2. Un caso sospechoso para quien las pruebas no pudieron realizarse por ningún motivo.

Caso confirmado

  1. Una persona con confirmación de laboratorio de infección por COVID-19, independientemente de los signos y síntomas clínicos.

Definición de contacto

Un contacto es una persona que experimentó cualquiera de las siguientes exposiciones durante los 2 días anteriores y los 14 días posteriores al inicio de los síntomas de un caso probable o confirmado:

  1. Contacto cara a cara con un caso probable o confirmado dentro de 1 metro y por más de 15 minutos;
  2. Contacto físico directo con un caso probable o confirmado;
  3. Atención directa para un paciente con enfermedad COVID-19 probable o confirmada sin utilizar equipo de protección personal adecuado; O
  4. Otras situaciones indicadas por las evaluaciones de riesgos locales.

Conociendo así de este modo las definiciones de caso, al momento de la consulta clínica debemos preguntarnos si el paciente que tenemos al frente encaja en alguna de estas definiciones, de este modo aseguramos efectuar una prueba diagnóstica que puede aportar información epidemiológica valiosa en conjunto con la historia clínica del paciente.

No esta de más recordar, que todo trabajador de salud debe utilizar el equipo de protección personal más adecuado, pues nuestro riesgo de contagio es mucho más elevado. El LAVADO DE MANOS es fundamental para combatir el avance de esta pandemia y al resto de la población recordar la campaña: #QuedateEnTuCasa.

Fuentes

WHO/OMS. Naming the coronavirus disease (COVID-19) and the virus that causes it. Consultado en línea el 21 marzo 2020. Disponible en este enlace.

Gorbalenya, A.E., Baker, S.C., Baric, R.S. et al. The species Severe acute respiratory syndrome-related coronavirus: classifying 2019-nCoV and naming it SARS-CoV-2. Nat Microbiol (2020). https://doi.org/10.1038/s41564-020-0695-z. Disponible en este enlace.


avatar
Moisés Serrano Samudio Médico de atención primaria, fotógrafo aficionado, apasionado de las tecnologías relacionadas con el EdTech y el eHealth y diseñador/desarrollador de sitios web de salud. Médico, apasionado del EdTech/eHealth y diseñador/desarrollador de sitios web de salud.
  1. Aún no hay comentarios...

Deja una respuesta

Su email no será publicado. Required fields are marked *